gototopgototop
 

IES MARTÍNEZ MONTAÑÉS

DUBIUM SAPIENTIAE INITIUM

  • Aumentar fuente
  • Fuente predeterminada
  • Disminuir fuente
Inicio > Nosotros > Proyectos y Planes > Proyecto de Coeducación e Igualdad > Normas para la correcta administración de IGUALDAD Y COEDUCACIÓN en la Comunidad Escolar

Normas para la correcta administración de IGUALDAD Y COEDUCACIÓN en la Comunidad Escolar

E-mail Imprimir PDF
Share

coeducacion_igualdad

El IES Martínez Montañés, de Sevilla se declara zona no sexista, adscrito al Plan de Igualdad y Coeducación de la Junta de Andalucía:

1º. Igualdad y coeducación pasan al ideario de centro de educación en valores (junto a educación por la paz y el desarme y no violencia, contra el acoso escolar) y se irán reflejando en impresos, convocatorias y textos legales a todos los niveles, empezando por el Plan de Centro. Se hará oficial el uso del castellano de géneros.

 

2º. Estas normas protegen y amparan derechos individuales con independencia de la edad, inclinación sexual o condición de las personas, y constituyen un protocolo extensible a quienes nos visiten o puedan relacionarse con el instituto.

3º. Queda prohibida cualquier actitud de palabra, obra u omisión que conscientemente perjudique la igualdad de trato y la coeducación de sexos. Salvo mejor intención, se prohíbe la circulación de materiales que dañen la sensibilidad y principios de igualdad y coeducación.

4º. Asimismo son reprobables comportamientos amparados en familiaridad o confianza de trato, tales como chistes presuntamente graciosos, piropos, tratos vejatorios o tratamientos caducamente diferenciados.

5º. Tampoco se pueden consentir bromas y comentarios que cuestionen el espíritu de estas normas y puedan minar la moral del plan, cosas tan serias como malos tratos, acoso, violencia sexista, un desequilibrio que viene de siglos.

6º. Para un diagnóstico precoz de futuros malos tratos, tutorías y órganos de dirección del instituto instruirá entre los menores, conductas que a esas edades prefiguren comportamientos que la sociedad adulta considera como positivos.

7º. En caso de conflicto entre emisor y receptor de bromas o intenciones, prevalecerá siempre el punto de vista de las personas receptoras. Se prohíbe el uso de apodos o epítetos denigrantes.

8º. Personas y familias se tienen que comprometer a acudir al instituto sin ostentar en sus personas, ni en sus ropas ni complementos, signos externos que puedan identificar a mujeres y a hombres con ideas o instituciones evidentemente sexistas o negativamente diferenciantes.

9º. Teniendo en cuenta que lo peor de los comportamientos sexistas se explica por desconocimiento o falta de costumbre, más que por mala fe y ganas de herir, se harán campañas de propaganda y sensibilización y el instituto se irá fijando un calendario de plazos y objetivos razonables.

10º. La adaptación curricular al castellano de géneros, que evita el masculino como genérico y hace visible el femenino de las mujeres, se hará con naturalidad progresiva, con el mínimo desgaste y sin que nadie se incomode.

Cuanto antes pongamos a punto las maquinarias del idioma y de la imagen, antes será lo que de verdad importa: ideas y creencias que nos obliguen a cambiar la mirada y a mejorar el mundo. Más allá de lo política y educativamente correcto, se vislumbran las posibilidades utópicas de la coeducación hacia una humanidad más igualitaria, más justa y más buena.

Sevilla, 8 de marzo de 2006

 
Conócenos y Síguenos:
red_picasa-32 youtube-32 icono-spotify-32x32 twitter facebook follow us in feedly rss-50 mail